domingo, 30 de junio de 2013

El saber profundo.


El saber profundo no es el que explica la realidad, sino el que experimenta la comunión con ella; el que evidencia que la vida plena sólo es posible a través de la comprensión de quienes somos después de habernos disuelto en las raíces de nuestra identidad. Porque no hay verdadero saber sin despertar. Y no hay despertar sin una modificación profunda de la vida interior. Y no hay visión confiable sin compromiso con la verdad. Y no hay más verdad que la descubierta dentro de nuestro ser.

Jorge Bucay.


"Para poder vivir verdaderamente, hay que renacer"
Para renacer primero hay que morir.
Y para morir primero hay que despertar."

Gurdieff.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

A todo caminante que la vida trajo por aqui, le agradezco que deje su huella. Un abrazo!!!