martes, 13 de diciembre de 2011

El origen de las discordias.


Todas las desarmonías de la vida, sus discordias y asperezas tienen su origen dentro de nosotros y no fuera. La mente de los sentidos nos inclina a buscar la causa fuera; pero la Enseñanza Interna nos dice que busquemos dentro.

El hombre sencillo echa la culpa a la vida o al destino; a sus iguales o a Dios y muy a menudo se siente muy quejoso y amargado por ello. Cuanto más busca la causa fuera de él y cuanto más culpa a los demás, tanto peores son sus dificultades, tanto más discordante se vuelve su vida.

La causa de la discordia no está en los demás o en las circunstancias externas; no está en el destino; no es la venganza de Dios.


Thomas Hamblin.

Imágen: Vitaliy Timkiv.




4 comentarios:

  1. Un abrazo Ernesto !!!
    Muchas gracias por tu comentario!!!!!

    ResponderEliminar
  2. yo soy de las que tengo que aprender esta lección ¡¡

    ResponderEliminar
  3. Yo creo que todos tenemos que aprenderla, a veces hacemos responsables a lo externo por nuestros padecimientos, sin querer mirar en nuestro interior, por ahi quien te dice, este ahi el principio de la solución. Un abrazo,y Felicidades en esta Navidad!!!

    ResponderEliminar

A todo caminante que la vida trajo por aqui, le agradezco que deje su huella. Un abrazo!!!