jueves, 10 de noviembre de 2011

Los colores del paisaje.


Cada vez que te sientas perdido, confuso, piensa en los árboles, recuerda de qué forma crecen. Recuerda que un árbol con una gran copa y pocas raíces es arrancado al primer golpe de viento, mientras que, en un árbol con muchas raíces y poca copa, la savia apenas corre. Las raíces y la copa deben crecer en la misma medida, deben estar dentro de las cosas y estar por encima de ellas, sólo de esta forma podrán ofrecer protección, sólo de esta forma, en la estación adecuada podrán cubrirse de flores y de frutos.

Y después, cuando ante ti, se abran tantos caminos y no sepas cuál de ellos escoger, no elijas uno porque sí, sino siéntate y espera. Respira con la profundidad confiada con la cual respiraste el día que viniste a este mundo, sin que nada te distrajera; espera y espera aún más. Quédate quieto en silencio y escucha tu corazón. Cuando te hable, entonces levántate y ve donde él te lleve.



Susana Tamaro.

Imágen: Antony Spencer.





No hay comentarios:

Publicar un comentario

A todo caminante que la vida trajo por aqui, le agradezco que deje su huella. Un abrazo!!!