La esperanza.


La desesperación no es un camino sin salida. El camino sin salida es el del desanimado. El de aquél que ha perdido el coraje de seguir peleando porque la experiencia le ha lastimado la esperanza.

El desanimado ha perdido el sentido de la lucha. Tal vez peor: la fuerza para luchar. Es entonces cuando es necesario hacerlo crecer hasta la desesperación, suscitándole la bronca. La bronca sembrada sobre el desánimo hace nacer la desesperación.

Y la desesperación superada, eso es la esperanza.

Por eso me parece imposible suscitar la esperanza en un desanimado a través de la compasión. Un desanimado no necesita de la lástima. La lástima es el reponso sobre el desanimado. Al desanimado hay que llevarlo a la bronca, a fin de que sacudido en su vergüenza asuma la desesperación y la supere. Allí, reconquistado el valor fundamental de su vida, emprenderá la lucha. Lucha que no pondrá sus garantías en las fuerzas personales, ni en las dotes de su naturaleza. Porque de ellas se tiene la experiencia de su fragilidad. Hasta cierto punto, sobre ellas el desánimo ha hecho la amputación de su capacidad de ser garantías.

La garantía se pone sobre algo mucho más profundo y más inagarrable. Sobre algo mucho más nuestro, en definitiva. Sobre el misterio de nuestra propia vida. Mi vida tiene un sentido. El vivirlo es lo que me permitirá ser. Esa convicción profunda es un acto profundo de fe en sí mismo. O mejor: es algo que llevamos por dentro y que nos puso en camino. Creer que mi vida tiene un misterio que puede ser cumplido. Saber que eso existe y que aunque no lo veo es lo único que da apoyo real a mi vida y a mis opciones, es algo que me hace superar la desesperación.

Pero insisto. Sólo la bronca puede llegar a hacernos crecer hasta la desesperación. Esa actitud profundamente humana, que no nos deja admitir que nuestra carezca de sentido. Y es la fuerza que el desanimado necesita para no dejarse estar. La desesperación no es la desesperanza. La desesperanza es carecer de esperanza, es la situación de no tener ya esperanza. Mientras que la desesperación es la situación de no tener aún esperanza y por lo tanto la urgencia tenaz por conquistarla.

En la práctica, pienso que hay situaciones en las que sólo nos queda una actitud humana razonable: sembrar con fe en el surco del amor para que poco a poco vaya creciendo la esperanza.



Mamerto Menapace.

Imágen: Dr. Hossein. Mirzaie.




Comentarios

  1. Conozco una persona que muestra su desesperación continuamente, ( y eso que es una luchadora nata pero está realmente agotada) de hecho, ayer me decía que tiene puesto hasta fin de año como plazo ¡. Yo con ella utilizo el medio de la bronca para hacerla reaccionar y muestro mi amor de la manera que soy capaz y me permite. Tengo mucho miedo ¡

    ResponderEliminar
  2. Las ganas de avanzar nos da fuerza, lucha y voluntad, y mientras esta se de todo es posible. La perseverancia y saber que hay algo esperándonos, que debemos buscar nos afianza a la vida, yo no tengo esperanza sino la capacidad de saber que tengo que lograr mi cometido y para ello he de ir tranquila pero sin desfallecer, no existe esto para mi, la vida es alegría a pesar de, y con ella avanzamos mucho mejor, sabiendo que vamos en busca de lo que es nuestro. Nada más que eso, nuestra finalidad.

    Un abrazo y estupenda entrada, muy certera.

    ResponderEliminar
  3. Todos decimos basta en algún momento de nuestras vidas, hay una voz interna que nos lleva para donde quiere nuestra alma. Este año yo dije basta a relaciones nocivas que me confundian y traian mucha oscuridad, dije basta a la gente poco sincera que me rodeaba, dije basta a los abusivos, a los invasivos y a mi y mi manera de pensar mas en los demás que en mi misma. Y ahora más liviana y rodeada de gente que me quiere de verdad retomo mi vuelo. Muchas veces nos negamos a ver lo que nuestra alma pide a gritos, si tu amiga puso un plazo hasta fin de año, se esta poniendo ella el límite de no seguir viviendo asi como lo está haciendo, todos necesitamos en algun momento cambiar rotundamente de rumbo. No temas y pedi al Dios en que creas que lo que ella eliga sea lo mejor. No pierdas la fe. Un abrazo!!!!

    ResponderEliminar
  4. Graciasr por tu mensaje, enhorabuena por la parte que te toca en tu cambio.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

A todo caminante que la vida trajo por aqui, le agradezco que deje su huella. Un abrazo!!!

Entradas populares de este blog

Citas de "Relatos de poder".

Alquimia o Química.

Sincronia : Ni mera coincidencia Ni pura casualidad .