viernes, 24 de junio de 2011

Amor en el aire...




Cada grito de hermandad que lanzamos
se pierde en el aire
y vuela a los espacios sin límite.

Pero ese grito, llevado día tras día por los vientos,
llegará por último a uno de los extremos de la tierra
y resonará largamente,
hasta que un hombre, en alguna parte,
perdido en la inmensidad,
lo escuche y feliz, sonría...





Albert Camus.





No hay comentarios:

Publicar un comentario

A todo caminante que la vida trajo por aqui, le agradezco que deje su huella. Un abrazo!!!