Lo inmediato y la noche.


La abundancia de luz nos regala lo inmediato. Es nuestro este árbol, este pájaro, esta flor. Nuestra mirada se aquerencia en lo que está cerca, en los que nos rodea. Nos quedamos quietos en medio de nuestra jaula de cosas, y todo viene hasta nosotros traído por esa luz que abunda. Los colores, las formas, el movimiento: todo llega hasta nosotros, como llega el alimento hasta el enjaulado que termina por creerse el centro de todo lo que existe.
La jaula de la luz abundante puede amputar en nosotros la capacidad de volar. Y el que es incapaz de volar, termina por reducir la realidad a su pequeña realidad. Todas estas cosas que él cree poseer, y que en realidad lo poseen a él, pueden terminar por convertirse para él en lo único que existe; o en lo único que vale la pena pensar que existe. Terminará así por olvidar que en su misma tierra existen desiertos y ríos, montañas con nieve y selvas con pájaros en libertad. Terminará por no importarle que existan océanos y hombres que los navegan. Aunque sepa que existen otros mundos más allá de su propio planeta, esos mundos no le interesan para nada, y piensa que nada tiene que aportarle a su vida de jaula en su pequeña geografía satisfecha.
Y es entonces cuando viene la noche. La noche que nos empobrece radicalmente. Que al quitarnos la luz, nos arrebata todo lo inmediato. La noche que desenjaula en nuestro interior todos esos viejos miedos; que nos hace sentir pobres y desprotegidos. Que nos vuelve a hacer sentir la necesidad de creer en el ángel de la guarda. En que nuestro niño se despierta y vuelve a buscar refugio en su madre.
Y la noche, al quitarnos con la luz la presencia de lo inmediato, vuelve a encender allá arriba, muy lejos, la luz de las estrellas inmensas.
Porque las estrellas necesitan de la oscuridad para poder brillar. O tal vez no sean las estrellas las que necesiten de la oscuridad. En realidad somos nosotros los que necesitamos ser liberados de nuestra pequeña jaula luminosa, para así ser capacitados de poder ver esos inmensos astros de las lejanías que estaban allí, brillando desde siempre. Porque al arrebatarnos lo inmediato, la oscuridad nos capacita para ver lo real que brilla mucho más lejos. Nos ensancha el horizonte a las dimensiones del universo. Obliga al hombre a emprender el vuelo. La presencia de las estrellas en la noche ha permitido a los hombres largarse tierra adentro, hacerse navegantes.
Cuando la oscuridad de un hombre se preña con una estrella, su Noche mala se convierte en Noche Buena. La oscuridad nos da la oportunidad del silencio y nos capacita para la búsqueda. Nos obliga a ir hombre adentro y nos invita a adentrarnos en el mar. Hay estrellas inalcanzables que regalaron a ciertos navegantes audaces nuevos continentes. Eran hombres con capacidad de largarse al mar, mineros de la noche con la sola luz de una estrella.
Lo fecundo de la noche no está en que nos libera de las cosas inmediatas, sino que libera en nosotros la capacidad de ver más allá de lo inmediato. Nos obliga a ver lo exigente más allá de lo útil. Nos hace superar la necesidad y nos hace crecer hasta el deseo. Por eso nos capacita para la renuncia. El dolor y la pobreza son fecundos, sólo si nos capacitan para volar.




Mamerto Menapace.



Comentarios

  1. La luz, la alegría, el consuelo, el amor, la generosidad, existen porque antes existió su "ausencia"!

    Un Besito Marino

    ResponderEliminar
  2. Realmente interesante y muy bueno para meditar sobre como vivimos el dia y la noche.
    Me gusta como escribes.
    Un abrazo.
    Ambar.

    ResponderEliminar
  3. Yo había comentado, tengo un problemilla con los comentarios! no sé si es del blog, o de pronto es que me bloquearon!! Jajajaj

    Un Besito Marino

    ResponderEliminar
  4. Es así Tita , porque algún dia faltaron es por que ahora podemos darle más valor.
    Estaba tu comentario, no lo habian bloqueado. Gracias !!!
    Seria hermoso escribir con la sabiduria y la sensibilidad de Mamerto Menapace, yo simplemente expongo en el blog los textos que me conmueven, no son de mi autoria Ambar.
    Gracias por estar siempre de visita!!!

    ResponderEliminar
  5. Aunque no los escribas "directamente" querida Pao, tenés la cualidad de resonar a la belleza de los textos y a sus significados...Y de exponerlos en tu blog que derrocha belleza, estilo y buen gusto, atributos que sin dudas son reflejo de tu alma... Un abrazo chino!! :)

    ResponderEliminar
  6. Agradezco de corazón sus cálidas palabras Sr Mago, que bueno verlo de nuevo por estos lados.
    Un abrazo chino tambien para usted.

    ResponderEliminar
  7. Estoy completamente de acuerdo con El Mago... embelleces aún más las cosas k son ya bellas.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

A todo caminante que la vida trajo por aqui, le agradezco que deje su huella. Un abrazo!!!

Entradas populares de este blog

Alquimia o Química.

Citas de "Relatos de poder".

Sincronia : Ni mera coincidencia Ni pura casualidad .