viernes, 29 de abril de 2011

Contamos contigo.


Cuando el sol se escondía detrás de las montañas, preguntó:
- ¿Hay alguien que quiera sustituirme?
- Se hará lo que se pueda, respondió la lámpara de aceite.





R. Tagore.





7 comentarios:

  1. Hola, diminuta es la Luz de una lamparilla de aceite, pero el esfuerzo y la constancia, es la luz de nuestro camino y nuestro sol disrio.
    Un abrazo.
    Ambar.

    ResponderEliminar
  2. A veces, de vez en cuando habrá que hacer un cambio de aceite!
    Buen fin de Pao!

    ResponderEliminar
  3. Dentro de la oscuridad siempre surge una luz para alumbrar nuestro camino…
    Preciosa reflexión.

    Un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
  4. Gracias chicas por iluminar mi mañana, les dejo un beso enorme a todas !!!

    ResponderEliminar
  5. ojalà podamos ser làmpara de aceite para alguien...por un ratito (y me conformo).Gracias Pao

    ResponderEliminar
  6. No tengas dudas que iluminas!!!
    Te dejo un abrazo !!

    ResponderEliminar

A todo caminante que la vida trajo por aqui, le agradezco que deje su huella. Un abrazo!!!