El azar y el milagro.


Balzac decía que la resignación es un suicidio cotidiano. Y hay también un aforismo de Jung que me encanta: La vida no vivida es una enfermedad de la que se puede morir. Eso es ser responsable: vivir tu propia vida. Si no lo haces, aquello que niegas se acabará por convertir en tu destino. La responsabilidad no es sólo algo de uno hacia los demás. Es gestionar tu vida y darle sentido sin que sea una fijación. Es mejor no dejarlo en manos de la inercia. No hemos sido educados para pensar en nuestra vida como un objeto de pensamiento, y éste es el gran drama. Decir que todo depende del azar es caer en la resignación, pero decir que todo está en nuestra mano es caer en un delirio narcisista que puede ser muy peligroso. Es el sentido de omnipotencia que tienen los pequeños psicópatas. El azar puede ser entendido como una función de parámetros desconocidos que tal vez algún día podremos explicar. Aquello que se nos escapa decimos que es azaroso, cuando desde otro paradigma no son hechos casuales, sino causales marcados por la sincronicidad.



Alex Rovira.



Comentarios

  1. Me encanto este texto, en realidad me gusta casi todo lo de Rovira , de la misma manera que me encantan los post de tu blog y por supuesto la sabiduria y belleza de Rumi.


    Besos.
    Luis

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

A todo caminante que la vida trajo por aqui, le agradezco que deje su huella. Un abrazo!!!

Entradas populares de este blog

Alquimia o Química.

Sincronia : Ni mera coincidencia Ni pura casualidad .

Citas de "Relatos de poder".