El medio puente.


"De nada sirve construir medio puente”.

Sólo con oír el proverbio chino se me iluminó el alma y se me aclararon rincones de la conciencia.

No sin dolor. Vi de repente la imagen del medio puente. Desde una orilla hasta el centro del río. Apéndice colgante, proyección inútil, gesto de piedra incompleta sobre el correr de las aguas. Monumento al ridículo en entorno de moradas de hombres y paisajes de la naturaleza. Recuerdo del esfuerzo a medias que gastó energías sin servir para nada. Ingeniería frustrada.

Más hubiera valido no comenzar el puente si no iba a ser terminado. Hubiera ahorrado gastos, hubiera respetado terreno, y hubiera acumulado deseos de comunicación entre las dos orillas hasta que surgiera de veras la voluntad y los recursos para emprender la empresa con garantías de conclusión. Si no hubiera puente, se aceleraría el planeamiento de su construcción responsable. Pero el medio puente lo estropea todo. No permite cruzar el río no deja pensar en otro puente. La maldición del trabajo mal hecho pesará largo tiempo sobre la región. No habrá puente por muchos años.

Medios puentes en nuestras vidas. Planes a medias, estudios a medias, compromisos a medias, amor a medias. Probamos todo, sin entregarnos a nada. Oración a medias, evangelio a medias, fe a medias. Todo empezado de alguna manera pero sin concluir con la finalidad de la entrega y la totalidad de la consagración.

Medios puentes. Mitad y mitad. Regateo existencial. Suspensión de pagos. Bancarrota del alma. Avancemos el arranque de generosidad que nos permita cruzar el río.




Carlos G. Valles.





Comentarios

  1. He tenido la bendición de conocer ,hace ya algún tiempo,a Carlos G. Valles.Ver sus palabras por aqui me alegro el día.

    saludos desde Montevideo.


    Luis

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

A todo caminante que la vida trajo por aqui, le agradezco que deje su huella. Un abrazo!!!

Entradas populares de este blog

Alquimia o Química.

Citas de "Relatos de poder".

Sincronia : Ni mera coincidencia Ni pura casualidad .