Pedir la lluvia.


Cuando acude a ti el neurótico en busca de ayuda, rara vez pretende ser curado, porque toda curación es dolorosa. Lo que realmente desea es encontrarse a gusto con su neurosis. O, mejor aún, anhela un milagro que le cure sin dolor.

Al viejo le encantaba fumar su pipa después de la cena. Una noche su mujer olió que algo se quemaba y gritó: ¡Por Dios bendito, papá! Se te están quemando los bigotes. Ya lo sé, respondió el viejo airadamente. ¿No ves que estoy pidiendo la lluvia?.


Anthony de Mello.

"El canto del pájaro".



Comentarios

  1. “Que llueva, que llueva,
    la Virgen de la Cueva,
    los pajaritos cantan,
    las nubes se levantan,
    ¡Que si, que no,
    que caiga un chaparrón!
    Que siga lloviendo,
    los pájaros corriendo,
    florezca la pradera
    al sol de Primavera.
    ¡Que si, que no!
    ¡Que caiga un chaparrón!
    ¡Que no me moje yo!”

    Un Besito Marino

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

A todo caminante que la vida trajo por aqui, le agradezco que deje su huella. Un abrazo!!!

Entradas populares de este blog

Alquimia o Química.

Sincronia : Ni mera coincidencia Ni pura casualidad .

Citas de "Relatos de poder".