La fragancia de tus acciones.


La acción es la flor y la energía que la genera y sostiene es su perfume. El aroma viene de la flor, pero no le pertenece. Pertenece al aire. Del mismo modo tus acciones se realizan a través de ti, pero no te pertenecen. Pertenecen a la Vida, al mundo. El aroma de la flor alcanza hasta donde ella no puede llegar. La flor es limitada pero su aroma se derrama propagándose, extendiéndose, diluyéndose en el espacio. Cuando la flor desaparece, su aroma sigue desplegándose y esparciéndose. La flor que no pisa el suelo sino que se arraiga en él deja su huella en su perfume. Lo que dejas como huella de tu paso por el mundo no es lo que has hecho sino la fragancia que has desprendido en tus acciones. La cuestión clave no es lo que haces sino el aroma que se desprende en eso que haces.

Cuando alguien se acerca a aspirar el olor de una flor tiende espontáneamente a cerrar los ojos. Tus palabras y acciones serán valiosas si quien las recibe siente una tendencia natural a cerrar los ojos para mirarse por dentro. Un perfume es la explosión de una esencia. El aroma de tus acciones es el despliegue de tu esencia. Lo que eres es lo que da sabor a tu perfume. ¿De qué está hecho tu perfume?. Cada cosa que haces tiene su aroma, cada acción que ejecutas derrama sobre el mundo una fragancia. El amor es el ungüento sagrado que hace del jardín de tu vida un paraíso. El olfato es nuestro sentido más ancestral. Los olores marcan territorios y dibujan simpatías o aversiones. Todo lo que quiebra tu armonía interna, todo lo que resquebraja la convivencia humana huele mal y sabe peor. La pestilencia es el resultado de destilar nuestra propia inconsciencia. Derrama tu mejor aroma, aunque ningún olfato esté próximo. Tú te habrás llenado, serás el primero en haberte colmado de lo que rebosa por los poros de cada uno de tus gestos y movimientos. Nos impregnamos de lo que ofrecemos porque siempre nos perfumamos con la fragancia y el aroma de aquello que hemos entregado.



José María Toro.



Comentarios

  1. Un placer leerte a esta hora del domingo, en un momento donde ya nos metemos para adentro, con mucho frío por aquí.
    Me encantó esto de que aroma despide cada uno de nosotros.
    Que tengas una buena semana
    Un abrazo
    Silvia

    ResponderEliminar
  2. Como lo hijos vienen a través de nosotros, pero no nos pertenecen, las acciones son puertas al mundo. Lo que percibimos a través de ellas nos hacen cerrar o abrir nuestra comunicación a la vida, el aroma entra a discreción y aunque suene disparatado, tu blog tiene un aroma que perdura en mi memoria sensible, un aroma de amor! Total el amor está en el aire!
    Un Besito Marino

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

A todo caminante que la vida trajo por aqui, le agradezco que deje su huella. Un abrazo!!!

Entradas populares de este blog

Alquimia o Química.

Citas de "Relatos de poder".

Sincronia : Ni mera coincidencia Ni pura casualidad .