Cuatro hermanos.


En Bali, Indonesia, creen que al nacer nos acompañan cuatro hermanos invisibles que vienen al mundo con nosotros y nos protegen durante toda la vida. Cuando un bebé está en el útero materno ya está con los cuatro hermanos, representados por la placenta, el cordón umbilical y esa sustancia serosa de color amarillento que protege la piel de los niños antes de nacer. Al nacer el niño, los padres guardan la mayor cantidad posible de estos elementos ajenos al parto en sí y los meten en una cáscara de coco que entierran junto a la puerta de la casa familiar. Según lo belineses, éste es el sagrado lugar de descanso de los cuatro hermanos nonatos. Por eso lo cuidan durante toda su vida, venerándolo como un santuario. Cuando adquiere uso de razón el niño aprende que tiene cuatro hermanos que lo acompañarán vaya donde vaya, cuidándolo siempre. Los cuatro hermanos habitan en las cuatro virtudes necesarias para allar la serenidad y la felicidad: inteligencia, amistad, fuerza y poesía. Si estamos en una situación crítica, podemos pedir a los cuatro hermanos que vengan a sacarnos de apuro. Cuando morimos, los espíritus de nuestro cuatro hermanos son los que llevan nuestra alma al cielo.



Elizabeth Gilbert.

"Comer, rezar, amar"


Comentarios

  1. Estoy totalmente de acuerdo con E. Gilbert, porque puedo ver (a simple vista) esas cuatro virtudes en vos: inteligencia, amistad, fuerza y poesía. Cuatro hermanos que te acompañan siempre. :))

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

A todo caminante que la vida trajo por aqui, le agradezco que deje su huella. Un abrazo!!!

Entradas populares de este blog

Alquimia o Química.

Sincronia : Ni mera coincidencia Ni pura casualidad .

Citas de "Relatos de poder".