La fe y las montañas.


Al principio la fe movía montañas sólo cuando era absolutamente necesario, con lo que el paisaje permanecía igual a sí mismo durante milenios.
Pero cuando la fe comenzó a propagarse y a la gente le pareció divertida la idea de mover montañas, éstas no hacían sino cambiar de sitio, y cada vez era más difícil encontrarlas en el lugar en que uno las había dejado la noche anterior; cosa que por supuesto creaba más dificultades que las que resolvía.
La buena gente prefirió entonces abandonar la fe y ahora las montañas permanecen por lo general en su sitio.
Cuando en la carretera se produce un derrumbe, seguramente es que alguien, muy lejano o inmediato, tuvo un ligerísimo atisbo de fe.


Augusto Monterroso.


Comentarios

  1. Pues en este momento en mi país .. se mueven carreteras .. y se derrumban tierras a causa del agua .. o será por que la fe .. está moviendo las montañas .. ???
    Un abrazo Pao .. y buen fin de semana .

    ResponderEliminar
  2. Que bonito, mientras cargaba la pagina, pensé que la publicación tenía que ver con que en las montañas se respira mejor, el aire esta menos contaminado, por lo tanto en las montañas se respira mas amor en el aire, y por su puesto en la montaña, en el llano, en el mar donde quiera que se esté, se necesita mucha fe para respirar el amor que está en el aire!
    Un Besito Marino!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

A todo caminante que la vida trajo por aqui, le agradezco que deje su huella. Un abrazo!!!

Entradas populares de este blog

Alquimia o Química.

Sincronia : Ni mera coincidencia Ni pura casualidad .

Citas de "Relatos de poder".