El amigo más querido.



“¿Acaso ese corazón no ha permanecido contigo durante toda la vida sin juzgarte?"



Todos necesitamos amor. Todos necesitamos comprensión. Todos nosotros cometemos errores, y cuando eso sucede, acudimos a nuestros seres queridos en busca de un poco de comprensión. Cuando un niño se mete en un lío, acude a sus padres. Yo solía ver esto muy a menudo. Cuando uno de mis hijos hacía algo mal, primero venían las peleas, luego había lágrimas, finalmente acudían a mí y yo les ofrecía comprensión. En eso consiste el amor: en comprender, no en juzgar. No se trata de que alguien te diga: “Pero tú eres tonto, ¿cómo se te ocurre hacer una cosa así?” .
Porque eso es lo que muchos te dirían, pero no una persona que te ama. Alguien que te ama dirá: “Lo comprendo. No pasa nada. Aunque hayas cometido un error, no pasa nada”.

Todos buscamos esa comprensión tarde o temprano. Sin embargo, déjame preguntarte si ha habido alguien más tolerante contigo que tu ser interior. Y no me refiero a tu raciocinio, estoy hablando de tu corazón, de ese poder que respira a través de ti, que existe en ti. Estoy hablando de ese corazón que tienes dentro. ¿Acaso no ha permanecido contigo durante toda tu vida sin juzgarte? En lo bueno y en lo malo, en tus aciertos y en tus errores.

Tal vez otros opinen que lo que has hecho es horrible. Tus amigos podrían querer dejar de serlo, incluso tu esposa podría querer dejar de ser tu esposa. Todo es posible. Todo lo que consideras tan cercano a ti puede darte la espalda y no querer tener nada que ver contigo, nada. Sin embargo, ¿no ha estado contigo ese corazón durante todos estos años sin juzgarte? Eso es comprensión.

Hay algo dentro de ti que nunca ha dicho: “Te has portado tan mal que voy a abandonarte. Muchas gracias”. Algo que ha estado contigo desde que tomaste tu primer aliento. Eso. ¿Lo conoces? Es el amigo más querido que tienes.

Prem Rawat - Maharaji


La niñita de la foto soy yo cuando tenía 6 años.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Alquimia o Química.

Citas de "Relatos de poder".

Sincronia : Ni mera coincidencia Ni pura casualidad .