La palabra mágica.


Aprende a hablar con amor y dulzura, no sólo a los seres humanos sino también a los animales, a las flores, a los pájaros, a los árboles, a toda la naturaleza, pues es una costumbre divina. El que sabe pronunciar palabras que inspiran, que vivifican, posee una varita mágica en su boca, y nunca pronuncia estas palabras en vano porque siempre, en la naturaleza, uno de los cuatro elementos, la tierra, el agua, el aire o el fuego, están ahí, atentos, esperando el momento de realizar todo lo que hemos expresado. Puede ocurrir que la realización se produzca muy lejos de aquél que ha proporcionado los gérmenes, pero sepan que siempre se produce.

Así como el viento transporta las semillas y las siembra muy lejos, también nuestras buenas palabras vuelan y producen lejos de nuestros ojos resultados magníficos. Si aprendes a dominar tus pensamientos y tus sentimientos, a ponerlos en un estado de armonía, de pureza, de luz, tu palabra producirá ondas que actuarán benéficamente sobre toda la naturaleza.




Omraam M. Aivanhov.





Comentarios

  1. No me cabe ninguna duda.
    Un abrazo y sabia reflexión.

    ResponderEliminar
  2. La expresión de una palabra siempre hace la diferencia entre lo sutil y lo tosco ..
    Un abrazo Pao , buena semana

    ResponderEliminar
  3. Profundo pensamiento, y así es, ama, ama a todo, a quien te ofrezca la plabra, su mirada que también habla, a los colores del arco iris, que sin palabras nos trae nostalgias, a la rosa que te mima con su presencia grata, al colibrí en su pequeñez y gran alma, al arroyo cristalino que nos habla de muchas aguas, a la momtaña que nos habla de su tiempo en la distancia, a la luna en el universo que nos habla de otras galasias, y así hablando y hablando sembremos el mundo de amor abrazos......
    Saludos afectuosos.
    Leonor

    ResponderEliminar
  4. Precioso y totalmente de acuerdo.
    Trato en lo posible de practicarlo, sobre todo en mis clases de taí chi.
    Un abrazo
    Silvia

    ResponderEliminar
  5. Como todo hábito lleva su tiempo para que se instale en nosotros, a medida que vas usando solo palabras positivas y amorosas para comunicarte limpia nuestra mente, y cuando quieras darte cuenta ya no hay en tu vocabulario palabras feas.
    Gracias Maric, Alegría, Leonor y Silvia,un abrazo cálido para todas.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

A todo caminante que la vida trajo por aqui, le agradezco que deje su huella. Un abrazo!!!

Entradas populares de este blog

Alquimia o Química.

Citas de "Relatos de poder".

Sincronia : Ni mera coincidencia Ni pura casualidad .