miércoles, 19 de mayo de 2010

Distracción.


Demasiado color ciega el ojo,
Demasiado ruido ensordece el oido,
Demasiado condimento embota el paladar,
Demasiado jugar dispersa la mente,
Demasiado deseo entristece el corazón.

El sabio provee para satisfacer las necesidades, no los sentidos;
Abandona la sensación y se concentra en la sustancia.

Lao Tse.

Tao Te Ching.


2 comentarios:

  1. Gracias por compartir!

    Recibe un cálido y relajante abrazo para tu ser luz.

    Beatriz

    ResponderEliminar
  2. Los excesos siempre son nefastos! Los excesos inspiran el engaño. Solo equidad, armonía, que dan vida a los sueños y alas a la fantasía!!!
    Un besito marino

    ResponderEliminar

A todo caminante que la vida trajo por aqui, le agradezco que deje su huella. Un abrazo!!!